ESCUPIÑA GALLEGA - 500 grs

0 Rating
9,00 €
Ref.: Esc001
La Escupiña gallega posee un gran tamaño, en cada Kg entran un total de 8-10 piezas.
Se sirve sobre base de hielo adornadas con un trozo de limón y ¡a disfrutar !
( Valores Aproximados )
La escupiña, moelo o carneiro, posee una carne tersa, dura y con un sabor muy intenso a mar, que puede disfrutarse durante todo el año.
Marisco de Galicia
 Volver a: MARISCOS

ESCUPIÑA GALLEGA

Uno de los mariscos más desconocidos de las lonjas gallegas. De aspecto similar al berberecho aunque de mayor tamaño, la escupiña es muy recomendable para tomar en crudo o al vapor. Un sustitutivo perfecto tanto para berberechos como para almejas. Este molusco no es recomendable preparar a la marienra con la concha debido a que esta se erosiona facilmente.
La escupiña es un molusco de carne muy sabrosa y aroma marinero, así que es aconsejable tomarla al natural, para disfrutar de su poderoso sabor a mar.
Abrirlas es muy fácil, con un cuchillo de filo fino introducir la punta y hacer palanca suavemente.
La escupiña gallega es todavía una desconocida de las Rías Baixas que poco a poco se va haciendo un hueco en el mercado español y nos ha parecido interesante probarla.

La escupiña gallega posee un gran tamaño y que en cada kg entran un total de 8-10 piezas.

A simple vista, la concha de la escupiña gallega puede tener un aspecto similar al de un berberecho, aunque su tamaño es mucho mayor. Posee una concha que varía desde el color blanco al marrón, dependiendo de su hábitat. La marrón es la que más valor tiene.

La escupiña gallega se comercializa durante todo el año y se captura una a una a mano por las llamadas ‘’sequeiras’’ (mujeres que capturan mediante rastrillos todas las clases de almejas cuanto baja la marea).

La escupiña gallega se encuentra en fondos arenosos a poca profundidad; suelen estar enterradas a 30-50 cm de la superficie.

Al igual que la mayoría de los moluscos, la escupiña es una filtradora de agua, por lo que se alimenta de plancton mediante los largos sifones que posee.

La manera más común para degustar este marisco gallego es al vapor o escupiñas abiertas al natural con unas gotas de limón.

Para abrir la escupiña o moelo gallego tan solo necesitas un cuchillo bien afilado, introducir el cuchillo por la parte de las bisagras (describe un poco las bisagras, no se sabe que es) y poco a poco ir cortando la carne.

Sirvelas en un plato sobre una base de hielo adornadas con un trozo de limón y ¡a disfrutar!

Comentarios

Aún no hay comentarios para este producto.