0 Rating
22,00 €
Ref.: Cig001
Comensales x Kg : 2-3 personas
( Valores Aproximados )
La cigala es la reina de los mariscos, por su gran sabor y valor alimenticio. Perfecto para incluir en nuestra dieta ya que aporta una gran cantidad de proteínas a cambio de muy pocas calorías.
Marisco de Galicia
Tamaño
Cocido / Crudo
 Volver a: MARISCOS

CIGALAS  500 Grs

La cigala es un crustáceo muy apreciado por su fino sabor, prueba de ello es que se trata de uno de los mariscos con mayor cartel de las lonjas gallegas. Se trata pues de un marisco muy fácil de preparar y sencillo de pelar. También puede ser el toque final perfecto para una paella de pescados y mariscos. La cigala sigue siendo la reina de los mariscos, por su gran sabor y valor alimenticio. Es un marisco perfecto para incluir en nuestra dieta ya  que aporta una gran cantidad de proteínas a cambio de muy pocas calorías.
Si te decantas por la cigala de tamaño grande, te recomendamos prepararlas a la plancha, un plato que sin duda gustará a todos los públicos. Si por el contrario eliges el tamaño mediano o pequeño, la mejor manera para comer este marisco es cocido.

Se calcula 1 kg de cigalas para cada 2-3 personas

Tamaño

Piezas/Kg

Pequeña

24 - 30

Mediana

15 - 23

Grande

10 - 14

 

 

La cigala es un crustáceo decápodo que tiene un cuerpo alargado de tono rosado con zonas de coloración más extensa. La cabeza es larga, con espinas laterales y pinzas muy desarrolladas. El macho tiene unas diminutas patas (apéndices) situadas entre la base de las tenazas anchas, mientras que la hembra las posee más pequeñas y muy finas. Además en la época de reproducción, si existen o no huevas en su vientre, se indicará claramente el sexo de la cigala.
Su caparazón es de color rosa con acentuaciones rojizas y manchas blancas. Estas, son capaces de alcanzar tamaños de hasta 28 cm de longitud.

La cigala hembra se diferencia de una cigala macho en el último par de patas, si son duras será macho, por el contrario si son blandas sabremos que estamos ante una hembra, ya que usan estas últimas para manipular sus huevas.

-       La técnica de pesca para obtener la cigala es a través del uso de nasas, un arte de pesca que permite obtener las cigalas en perfecto estado que lleva utilizándose en Galicia durante siglos. 

-       La pesca de la cigala está autorizada todo el año.

-        Se encuentra sobre todo al norte del océano Atlántico, en el mar Mediterráneo y en las costas norteafricanas. Habita en los fondos de arena y fango de mares y océanos entre 40 y 250 m. de profundidad.

-     Es un crustáceo omnívoro por lo que se alimenta principalmente de peces muertos, moluscos y bivalvos

Las cigalas se preparan de forma sencilla, para prepararlas cocidas preparamos una olla con abundante agua de mar o agua con sal, si está viva la ponemos en agua fría hasta que hierva 2-3 minutos y si está muerta la introducimos en la olla una vez comience a hervir hasta el próximo hervor. Para servirla la sacaremos rápidamente a un recipiente con hielo, para que carne quede consistente y firme y no se siga cociendo con el calor generado.
Otra de las formas habituales de preparar este manjar es a la plancha, como muchos otros mariscos, solo tendremos que sazonar con sal gorda, vuelta y vuelta y a saborear el mar.

Cocer cigalas

La mejor manera para comer las cigalas es sin duda cocidas o a la plancha. Para cocinar cigalas  tan solo debes:

1. Introducir unas hojas de laurel y 70 gramos de sal por cada litro de agua dulce en una olla con la suficiente agua para cubrir las cigalas que vayamos a cocer.

2. En cuanto el agua esté hirviendo, introduce las cigalas en la olla y cuando el agua rompa a hervir, espera un total de 2-3 minutos para retirarlas.

3. Finalmente, pasa las cigalas por un bol con agua y hielo para detener el proceso de cocción y conseguir así que su carne quede más tersa.

Ahora tan solo quede disfrutar de este fantástico marisco.

Comentarios

Aún no hay comentarios para este producto.