ALMEJA FINA GALLEGA - 500 grs

0 Rating
36,00 €
Ref.: Alm001
Esta exquisita almeja es la más valorada de todas las especies.
Comensales x Kg : 3-4 personas
( Valores Aproximados )
Variedad de almeja con mayor valor gastronómico debido a su calidad, sabor y lo ideal para degustar este marisco es crudo con unas gotas de limón.
Marisco de Galicia
Tamaño
 Volver a: MARISCOS

ALMEJA FINA GALLEGA

La almeja fina es una de las más conocidas que hay en Galicia, junto con la babosa, la japónica y la rubia. Todas estas variedades de almeja poseen la misma forma ovalada que varían de tamaño y color.
La almeja fina es un bivalvo de extraordinaria calidad. Su concha posee unas finas líneas en forma de radios y otras concéntricas que forman sus característicos cuadritos. Aguanta viva fuera del agua mucho más tiempo que otras almejas, por lo que adquiere un gran valor en el mercado, ya que su ciclo de comercialización puede durar más tiempo.
La almeja fina gallega es la variedad de almeja con mayor valor gastronómico debido a su calidad, sabor y además es la que más tiempo aguanta fuera del agua, un total de hasta 6 días.

Tamaño Piezas/kg

Especial

20-25 pzs
Grande
26-31 pzs

Recomendamos degustar este marisco crudo con unas gotas de limón sobre un plato con abundante hielo para mantenerlas lo mas frescas posible hasta el momento de comerlas.

Cada kilo de almeja fina se calcula para unas 3-4 personas.

 

La Almeja Fina Gallega o Almeja de Carril tiene una extraordinaria e increíble calidad, destacando precisamente la de Carril. Recibe este nombre por extraerse los mejores ejemplares en Santiago de Carril, una de las más famosas parroquias del municipio pontevedrés de Villagarcía de Arosa.
Su concha tiene finas líneas que forman radios con cuadraditos, que le dan su aspecto característico. La almeja fina Gallega es la que más tiempo se mantiene viva fuera del agua, lo que la convierte en el bivalvo especial para llegar fresco a la mesa. Su color varía entre el blanco y marrón, dependiendo de la arena en la que se críe.
Dependiendo el tipo de arena en la que se encuentre la almeja fina, su color puede cambiar desde gris oscuro hasta un color blanco si se encuentra en arenas muy claras.

-       La almeja fina gallega se extrae de manera artesanal mediante el marisqueo a pié utilizando el rastro una especie de rastrillo que permite quitar las almejas finas de la arena sin dañarlas.

-       La extracción de la almeja fina está autorizada todo el año, salvo los días que están afectadas por marea roja.

-       Viven enterradas en la arena en la orilla del mar, por lo que son unos bivalvos que soportan grandes cambios de temperatura.

-       Se alimentan principalmente de plancton mediante la filtración.

La almeja fina es la que tiene la carne más tierna y, por lo tanto, es la más apta para degustarla en crudo, especialmente los tamaños más grandes. Hay quienes son partidarios de dejar caer una gotita de limón, no sólo por el sabor, sino para evitar alguna reacción adversa en el organismo debido a que la salubridad de las aguas marinas no son siempre las deseables.
Si se van a cocinar, es recomendable sumergirlas en agua fría con sal durante una hora para que se abran y suelten la arena que tienen en su interior. Se escurren y se lavan bien. Hay que comprobar que están todas vivas. Si alguna tiene las valvas abiertas significa que está muerta.

Abrir almejas

La mejor manera para disfrutar de este marisco es crudo con unas gotas de limón. Para abrir almejas tan solo dependemos de un buen cuchillo para prepararlas.

1. Introduce el cuchillo con mucho cuidado por la zona de las valvas y ve cortando con cuidado para despegar así el musculo que une las conchas.

2. Sírvelas sobre un plato con abundante hielo y un trozo de limón para mantenerlas lo más frescas posible hasta el momento de comerlas.

Comentarios

Aún no hay comentarios para este producto.